Es transmisión, no “contagio” del VIH

Sheila
Sheila

En nuestro continuo trabajo para combatir el estigma y la discriminación asociados al VIH, creemos que es crucial utilizar un lenguaje correcto y empático. Las palabras importan, crean realidades y forman opiniones. Por eso es importante entender la diferencia entre “contagio” y “transmisión” en el contexto del VIH.

Decir que alguien “contagia” el VIH puede sugerir que la persona con VIH es un riesgo constante para quienes están a su alrededor, lo que puede generar temor y desconfianza. En cambio, hablar de “transmisión” del VIH enfatiza que el virus no se adquiere a menos que se den ciertas condiciones específicas, y además, evita asignar la culpa a las personas que viven con VIH.

Reduciendo el estigma: importancia del lenguaje

El estigma alrededor del VIH sigue siendo un desafío significativo que enfrentan las personas que viven con este virus. Este estigma puede llevar a la discriminación, la exclusión social, e incluso dificultar el acceso a tratamientos y servicios de salud. La elección de palabras puede contribuir a este estigma o ayudar a combatirlo.

Optar por “transmisión” en lugar de “contagio” ayuda a reducir la paranoia y el miedo hacia a las personas que viven con VIH, enfocándose en el hecho de que no son fuentes de peligro. Este pequeño cambio en la terminología puede tener un impacto considerable en la percepción pública del VIH y, en última instancia, en la calidad de vida de quienes viven con el virus.

El estigma internalizado

La elección de palabras tiene un poderoso efecto en las percepciones sociales sobre el VIH. El uso del término “contagio” puede alimentar la paranoia y el miedo en la sociedad, generando un estigma que a menudo es internalizado por las personas que viven con el virus.

Este estigma internalizado puede afectar la salud mental, el bienestar emocional y la adherencia al tratamiento de las personas con VIH. Sin embargo, el simple acto de cambiar a un lenguaje más preciso y respetuoso, como hablar de “transmisión” del VIH, puede contribuir a disminuir este miedo y estigma, mejorando así la calidad de vida de quienes viven con el virus.

La precisión técnica: “transmisión” del VIH

Además de los aspectos mencionados anteriormente, es esencial entender que utilizar la palabra “contagio” al hablar del VIH es técnicamente incorrecto. Cuando hablamos de un “contagio”, generalmente nos referimos a enfermedades que pueden transmitirse a través de contacto casual (cercanía o proximidad), y los agentes infecciosos pueden sobrevivir fuera del organismo por algún tiempo.

Sin embargo, el VIH no se comporta de esta manera. El virus del VIH es frágil y no puede vivir fuera del cuerpo humano, muriendo rápidamente al contacto con el oxígeno. Su transmisión requiere contacto directo y específico, como ocurre a través de relaciones sexuales sin condón, compartiendo agujas o jeringas, o de una persona embarazada a su bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia. Por tanto, hablar de “transmisión” en lugar de “contagio” es no solo un acto de respeto hacia las personas que viven con el virus, sino también una descripción más precisa y verídica de cómo el VIH se transmite.

Preguntas Frecuentes

1. ¿Qué significa “transmisión” del VIH?

La “transmisión” del VIH se refiere a cómo el virus ingresa al organismo de una persona, lo que ocurre principalmente a través de relaciones sexuales sin condón, compartir agujas o jeringas, y de una persona embarazada a su bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia.

2. ¿Cómo puede el lenguaje reducir el estigma asociado con el VIH?

El lenguaje puede jugar un papel importante en la forma en que vemos y entendemos el VIH. Al usar términos como “transmisión” en lugar de “contagio” podemos ayudar a cambiar las percepciones negativas, a combatir el miedo y a promover una visión más empática y comprensiva hacia las personas que viven con VIH.

Conclusión

Las palabras que utilizamos importan, especialmente cuando hablamos de temas tan delicados y cargados de prejuicios como el VIH. Cambiar “contagio” por “transmisión puede parecer un detalle pequeño, pero tiene un impacto real y significativo en la lucha contra el estigma y la discriminación.

Desde AHF, tenemos el compromiso de utilizar y promover un lenguaje respetuoso que refuerce la dignidad y los derechos de todas las personas que viven con VIH. Instamos a todas las personas a unirse en este esfuerzo por una comunicación más humana y comprensiva.

Recuerda que si quieres condones gratis, en AHF Chile los tenemos para ti. También puedes realizarte pruebas de VIH sin costo y muchos otros servicios relacionados con el VIH y la salud sexual. Acude a nuestra oficina más cercana a ti o escríbenos por Whatsapp y haz una cita ya.