Información de contacto

Sta Mónica 2317, Santiago, Región Metropolitana, Chile

Teléfono:

Las relaciones sexuales sin protección a veces dejan más malos recuerdos que buenos momentos, y uno de los motivos para esto son las infecciones. Pero además de las que conocemos más comúnmente, hay que pensar en otras que no se quedan sólo en los genitales.

El 28 de julio es el Día Mundial contra la Hepatitis y parece un buen momento para recordar que existe más de una causa para esta inflamación del hígado. Si bien puede ser provocada por diversas enfermedades, hay una serie de virus que provocan daño en ese órgano y que se pueden evitar con algunas medidas de prevención.

No es gratuito que la Organización Mundial de la Salud haya planteado como un objetivo la eliminación de las hepatitis causadas por virus para 2030. La meta se estableció porque existen los recursos, tanto de prevención como de tratamiento, para terminar con las consecuencias graves de estos virus, que pueden ser la cirrosis, el cáncer de hígado, la insuficiencia hepática, entre otras.

Una hepatitis de transmisión sexual

A veces, al pensar en hepatitis viene a nuestra mente unos ojos de tono amarillento y una persona muy agotada comiendo gran cantidad de caramelos. Sin embargo, estas características están relacionadas únicamente con el virus de la hepatitis A, pero son otros virus los que deberían generar más precauciones.

En concreto, es la hepatitis B la que puede transmitirse por la vía sexual. El virus de la hepatitis B, o VHB, está presente en los fluidos corporales de una persona infectada, como son la sangre, el semen o los fluidos vaginales. Por eso es que puede ser transmitida durante las relaciones sexuales sin condón.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la transmisión sexual es la vía más frecuente para que el VHB se siga diseminando.

También hay que decir que es difícil saber a simple vista si una persona tiene VHB. Muchos de quienes la contraen no presentan síntomas, por lo que no saben que la tienen, y pueden vivir con el virus durante muchos años sin sentirse mal.

En el caso de que haya síntomas, ya sea recién adquirida la infección o varios años después, éstos pueden ser:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómito
  • Dolor abdominal
  • Orina oscura
  • Color amarillento de la piel y las mucosas (ictericia)

El hecho de que una persona no tenga síntomas no quiere decir que no transmita el VHB.

¿Cómo puedes protegerte?

Afortunadamente, existen varias formas en las que puedes protegerte (o incluso curarte) de la hepatitis B.

  • Eliminación de la infección aguda: Se dice que el VHB ha desarrollado en tu cuerpo una infección aguda cuando ésta dura seis meses o menos, y al cabo de este tiempo tu sistema inmunológico logra eliminar el virus. Si esto no sucede, entonces se dice que tienes una infección crónica.
  • Vacunación: Existe un esquema de vacunación para prevenir la hepatitis B, y consta de tres inyecciones, suministradas a lo largo de seis meses. También hay otra vacuna combinada que protege contra los virus de hepatitis A y B, pero es el médico quien debe recomendar cuál de las dos es más conveniente para cada quien.
  • Tratamiento preventivo de emergencia: Si alguien sabe que estuvo expuesto al VHB (por ejemplo, si un trabajador de la salud se pincha accidentalmente con una jeringa), hay un tratamiento de emergencia que puede evitar la infección si se suministra 24 horas después del contacto.
  • Tratamiento curativo: Cuando hay una infección crónica de VHB, el tratamiento puede ir desde el uso de antivirales u otros medicamentos hasta la necesidad de realizar un trasplante de hígado.
  • Uso de condón: El condón protege no sólo de esta, sino de muchas otras infecciones de transmisión sexual. Usarlo correctamente en todas tus relaciones sexuales mantendrá lejos a los virus, bacterias y otros gérmenes dañinos.

Así que ya lo sabes, la hepatitis B es curable y, sobre todo, prevenible. Mantener tu salud sexual en óptimas condiciones también ayudará a poner freno a la transmisión y a erradicar, en el futuro próximo, este problema de salud.

Recuerda que si quieres obtener condones gratis, en AHF Chile los tenemos. Sólo acude a nuestras oficinas o escríbenos por Whatsapp y conoce nuestros servicios.

Share:

administrator